Dime qué regalas y te diré que provocas

18 Dec 2017

A PORTADA

Siempre me ha gustado recibir regalos y regalar algo especial. Recuerdo cuando era pequeña, lo ansiosa que esperaba  navidad y que el señor de barba y abrigo rojo me trajera lo  que había pedido. Otra espera llena de intriga y emoción era mi cumpleaños,  no siempre me gustaba lo que llegaba, pero lo aceptaba igual llena de risa y no puedo dejar fuera  el día del niñ@ momento en el que  un chocolate y algo lindo bastaba. Como ven, mi ranking de fechas importantes  son las que menciono, y la actualidad me avala. 

Ahora que se acerca navidad, pienso en cómo cambian los tiempos y las generaciones;  en mi niñez solo quería la muñeca de moda, hoy esperaría una Tablet,  un iphone o un playstation talvez. 

 

LEER TAMBIÉN: Recuerdo de Infancia: "Herencia"

 

En mi experiencia como Educadora Diferencial,  en el trabajo con preescolares y otros un poco más grandes, me he dado cuenta que los niños de hoy pasan más tiempo mirando una pantalla que realizando actividades libres y fuera del horario de clases, que impulsen mediante el juego el desarrollo de  sus habilidades  y las potencialidades que traen desde el momento de nacer.

 

El ritmo de vida, su alto costo y la opción de crecer laboralmente, ha situado a los padres de hoy  en un escenario en donde ambos  salen a trabajar, generando  una especie de sentimiento de culpa en ellos,  por no compartir mucho  tiempo con sus hijos. Situación que los lleva a tendencia de dar a los hijos lo que quieran y muchas veces más de lo necesario. Es en este contexto donde aparecen los regalos a cambio de la ausencia, pero si nos damos cuenta, cada vez aparecen más  que tienen por fin que el niño juegue solo y que se mantenga entretenido. Me pregunto entonces, ¿se logrará con éstos  un real e integral desarrollo de un pequeño ser, que es una esponja de aprendizajes?

 

Debemos reflexionar acerca de la calidad de aprendizajes que conseguimos con lo que regalamos. Les doy un ejemplo: Con un cuaderno de dibujo y una caja de lápices estaremos invitando a ese niño a que dibuje y pinte, se estimulará el sentido del arte, la creatividad, la imaginación, el desarrollo de la vista, la motricidad fina, la atención, la concentración, la expresión de sus sentimientos y el lenguaje cuando le pidamos que describa su obra.

 

Hagamos ahora el paralelo, si regalo una Tablet el niño va a meterse a un juego, que estimulará o sobre estimulará su visión (lo que no es bueno), resolverán algunos problemas al ir pasando las etapas del juego y el manipular el objeto en algo ayudará a la motricidad fina. Creo que el ejemplo habla por sí solo.

 

Lee también: Educando Niños en serie

 

Les invito a dar un vuelco y a pensar un poco más antes de llegar y comprar cualquier regalo. En el mercado hay una gran oferta para poder hacerlo, desde comprar en una  librería hasta  tiendas especializadas en juguetes más sofisticados que buscan una estimulación integral y de calidad. Pero es más fácil de lo que se cree y te voy a ayudar con algunos tips:

 

¿Qué debo estimular?

  • Debemos guiar a nuestros niños y niñas a que desarrollen sus habilidades cognitivas como la memoria, la percepción (tomar información del medio que lo rodea por los sentidos), la atención, la concentración, la capacidad de que los niños solucionen problemas y la capacidad de que razonen y que saquen conclusiones de las actividades que estén haciendo.

¿Qué puedo regalar?

  • Memoria: juegos de memorice, cuentos, legos, juegos de destreza, etc.

  • Percepción (vista, audición, olfato, gusto, tacto): lápices, temperas, masas para moldear, etc.

  • Atención y concentración: lanas, telares para niños, libros para colorear, cuadernos para dibujar, set de manualidades, 

  • La solución de problemas, el razonar y sacar conclusiones vendrá solo, si damos la oportunidad de explorar  a los niños con actividades que los hagan pensar y crear.

Necesitamos más niños pensantes, creativos y somos los adultos quienes tenemos la tarea de brindarles esa oportunidad. 

Padres hagan la prueba,  creen espacios y tiempos de calidad con sus hijos, jueguen juntos, hablen y regalen cosas útiles, no solo ayudaran a sus hijos, sino que fortalecerán el apego entre ellos y ustedes, base de una buena relación llena de comunicación y complicidad dentro de la familia

Yo siempre regalo lápices, cuadernos, libros, masas para moldear, ¿y tu artesan@ qué vas a regalar?

 

A Revista

A Portada

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Lee también: 

December 28, 2018

December 28, 2018

December 28, 2018

December 28, 2018

November 29, 2018

November 29, 2018

Please reload

Ediciones
Please reload

· Lana Wolle Youtube©·   Lanawolle.com©·   Todos los derechos reservados · Diseños exclusivos de Emporio Lana Wolle. Copias Totales o parciales serán penalizadas por la Ley.

 "Y Jehová te abrirá su buen depósito, el cielo, para dar lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos..." Deuteronomio 28:12