"El sombrero adecuado" · Relato

8 Nov 2017

autor:

 

A PORTADA · 

 

En una feria artesanal, de cuyo nombre no quiero acordarme, paseaba una hidalga clienta, asidua a las artesanías, pues gustaba de la exclusividad y admiraba la belleza de las piezas confeccionadas a mano.  Entre el frío y el  bullicio de las compras navideñas, por la callecita de adoquines, que brillaba por la lluvia; avanzaba al ritmo de sus resbaladizos tacones, sujeta a su esposo, que aunque vestía tan finas ropas como las de ella, más bien parecía burro de carga, llevando consigo innumerables bolsas y a la Dama colgando del otro brazo.  

-¿Cuanto vale? ¿De que está hecho?¿Que otro color tiene?¿Que talla es? Si me lo deja a mitad de precio le compro estos dos. - Preguntaba la Señora, sin dar espacio para responder a la artesana, mientras revolvía descuidadamente los tejidos y le entregaba dos sombreros,  para ser empaquetados, como si ya se hubiese cerrado la venta. 

La artesana, respiró muy hondo, esbozó una amigable sonrisa y recibiendo los sombreros dijo: 

-Veo que la Señora tiene muy buen gusto. En vista de que usted me ha hecho ya tantas preguntas, me tomaré la libertad de hacerle una pregunta también:  ¿sabe usted tejer? 

-No - respondió la Dama, un tanto desorientada por la pregunta.

-mmm…entonces Usted no entenderá… si le hablo del tiempo que tardé tejiendo este sombrero, de mis desvelos creando un diseño original, que permita diferenciar mi trabajo del de otras artesanas; mucho menos entenderá usted de mi dolor de hombros por hilar estas lanas, o de mi larga espera para acumular toda la cáscara de cebolla del mundo,  para conseguir este lindo tinte anaranjado.     

-No estoy entendiendo- dijo la Señora, queriendo terminar la conversación.

-¡exacto! ya sabía yo que usted no entendería, de hecho, lo dije hace un momento. Entonces, le ejemplificaré de otra manera. ¿Tiene usted baño?-  

-¡¿Por qué me pregunta eso?! - ante la actitud inmutable y mirada punzante de la artesana, la señora, se sintió obligada a responder  -si,  claro que tengo baño - Dijo en voz baja, y mirando a su alrededor, asegurándose de que nadie oía la conversación. 

 La Artesana asintió con la cabeza y continuó:

-Mirando sus cuidadas manos y elegantes ademanes, tengo certeza, de que no es usted misma quien lo limpia. ¿Verdad?

-¡Claro que no! lo hace la mujer del servicio.-

-Entiendo…- dijo la Artesana, con voz de Psiquiatra y continuó: -También supongo que no infringe usted la Ley, y paga, por lo menos, el salario mínimo a la mujer que limpia su casa. En este caso, saco cuentas, y concluyo, que lo que usted ofrece por mis tejidos, es una cifra muy inferior que lo que obtiene su mucama y dado que usted lleva tan elegantes ropas, le recomiendo usar de sombrero  el excusado, pues estará de acuerdo, en que debería tener un valor mucho más elevado, lo que pone Usted en su cabeza.

La indignada Dama,  se alejó apresuradamente, resbalando en los mojados adoquines, y debió ponerse de pié sin ayuda de su esposo, pues el se encontraba muy a gusto pagando una boina, que aunque poco interés tenía en los tejidos, la llevó como trofeo memorable, de cuando alguien, por fin, cerró la boca de su distinguida esposa. 

...Cualquier similitud con la realidad, seguramente, no es sólo coincidencia.

 

+RELATOS

A REVISTA

 

-También puede interesarte-

-Manos Atadas · No tengo habilidades Manuales · Artículo

-Este es un arte solitario, difícilmente puedes crear con otros · Entrevista

-Si añades trabajo, también añades valor, entonces puedes vender mejor · Entrevista

-Yo soy Lana Wolle · Sin Máscara · Entrevista

-Artesana de Vida · Homenaje · Relato 

 

 

 


 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

· Lana Wolle Youtube©·   Lanawolle.com©·  Escuelana · Lanudas ·

 Todos los derechos reservados · Diseños exclusivos de Emporio Lana Wolle. Copias Totales o parciales serán penalizadas por la Ley.